• Inglés
  • Alemán
  • Español
  • Español
    • Inglés
    • Alemán

El Conjunto del Jeque Safi-ed Din Ardebili

Este impresionante conjunto que se localiza en el centro de la ciudad de Ardabil, en la misma provincia, alberga el santuario de un destacado maestro sufí iraní, llamado Jeque Safi-ed Din Ardebili. El conjunto fue erigido en el siglo XVI por los ilcanatos mogoles y timúridas, inspirados en la filosofía del sufismo.
En medio de los fascinantes edificios arquitectónicos del conjunto se sitúa la tumba del Jeque Safi-ed Din Ardebili (la cúpula de Al`lah Al`lah), la cámara funeraria del sha Ismail I (el fundador de la dinastía Safávida), la cámara de oración, la cámara de porcelana, la sala de Dar-ol Hefaz, el cementerio de Shahidgah, el harén (los cuartos de las mujeres), y el patio principal. Hubo asimismo varias secciones más en el conjunto, que desempeñaban varias funciones e incluían una biblioteca, una mezquita, una escuela, una cisterna, un hospital, cocinas, baños públicos y algunas oficinas y evidentemente el santuario del maestro sufí.
Las fachadas ornamentadas y los interiores del conjunto se mantienen perfectamente conservados y acogen una espectacular colección de utensilios antiguos.
El mausoleo del Jeque fue un sitio relevante de peregrinaje a lo largo del período Safávida (1501-1722). Constituye uno de los edificios históricos e islámicos más hermosos, a la vez que una de las estructuras antiguas más importantes del país. Es una torre elevada rematada en una cúpula circular embellecida con cerámica azul esmaltada, de aproximadamente 17 metros de altura.
Bajo la cúpula encontramos una bóveda considerada uno de los trabajos más apreciables de la tumba y, alrededor de su friso, hallamos una inscripción tallada caligrafiada en estilo Rega. Una de las excepcionales características de la tumba del Jeque Safi-ed Din Ardebili estriba en contener una serie de destacadas obras de arte, incluyendo un tipo excelente de mosaicos, bóvedas de azulejo cubiertas con pinturas, estucos, bellas inscripciones ejecutadas por los más renombrados calígrafos de la era safávida (Mir Emad Hasani, Mir Qavamoddin, Mohammad Ismail, etc.), hermosas talla de madera, trabajos de platería, manuscritos iluminados y orfebrería, pinturas, la utilización de varios estilos de cantería, etc.
El mausoleo del Jeque se divide en siete sectores, que representan las siete etapas del misticismo sufí. Se encuentra separado por ocho entradas, que significan las ocho conductas del sufismo.
Hay tres torres, que albergan los mausoleos de los más prestigiosos sufíes venerados en este lugar, y su magnificencia constituye lo más especial de este conjunto. La tumba funeraria más antigua pertenece al Jeque Safi-ed Din y está medio oculta detrás de otras dos más.
La cámara de oración, que está embellecida profusamente con los colores de oro, granate y azul, está rodeada por diversos nichos donde se hallan las tumbas de los difuntos honrados en este sitio. La techumbre de la cúpula está cubierta con estalactitas cuya función es el refuerzo de la estructura.
Además de la cámara de oración principal, la cámara de porcelana también llama mucho la atención. Es una gran sala con planta de cruz, adornada con hermosos estucos. Las paredes están revestidas con pequeños nichos con multitud de formas (tales como un violín o una jarra). En los siglos XVI y XVII se colocó en estos huecos la porcelana china obsequiada a los gobernantes de la corte Safávida. Hoy, la mayoría de estos regalos está protegida en los principales museos de Teherán. La famosa alfombra de Ardabil, cuya función anteriormente fue cubrir por completo el suelo de esta cámara, se exhibe en el Museo de Alberto y Victoria en Londres.
Las estructuras de la cámara funeraria del mausoleo de Jeque Safi son estimadas entre los majestuosos y memorables conjuntos en la era Safávida y la galería de arte Safávida en Ardabil.
A partir de 2010, este sitio se registró en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO.

El Conjunto del Jeque Safi-ed Din Ardebili

Este impresionante conjunto que se localiza en el centro de la ciudad de Ardabil, en la misma provincia, alberga el santuario de un destacado maestro sufí iraní, llamado Jeque Safi-ed Din Ardebili. El conjunto fue erigido en el siglo XVI por los ilcanatos mogoles y timúridas, inspirados en la filosofía del sufismo.
En medio de los fascinantes edificios arquitectónicos del conjunto se sitúa la tumba del Jeque Safi-ed Din Ardebili (la cúpula de Al`lah Al`lah), la cámara funeraria del sha Ismail I (el fundador de la dinastía Safávida), la cámara de oración, la cámara de porcelana, la sala de Dar-ol Hefaz, el cementerio de Shahidgah, el harén (los cuartos de las mujeres), y el patio principal. Hubo asimismo varias secciones más en el conjunto, que desempeñaban varias funciones e incluían una biblioteca, una mezquita, una escuela, una cisterna, un hospital, cocinas, baños públicos y algunas oficinas y evidentemente el santuario del maestro sufí.
Las fachadas ornamentadas y los interiores del conjunto se mantienen perfectamente conservados y acogen una espectacular colección de utensilios antiguos.
El mausoleo del Jeque fue un sitio relevante de peregrinaje a lo largo del período Safávida (1501-1722). Constituye uno de los edificios históricos e islámicos más hermosos, a la vez que una de las estructuras antiguas más importantes del país. Es una torre elevada rematada en una cúpula circular embellecida con cerámica azul esmaltada, de aproximadamente 17 metros de altura.
Bajo la cúpula encontramos una bóveda considerada uno de los trabajos más apreciables de la tumba y, alrededor de su friso, hallamos una inscripción tallada caligrafiada en estilo Rega. Una de las excepcionales características de la tumba del Jeque Safi-ed Din Ardebili estriba en contener una serie de destacadas obras de arte, incluyendo un tipo excelente de mosaicos, bóvedas de azulejo cubiertas con pinturas, estucos, bellas inscripciones ejecutadas por los más renombrados calígrafos de la era safávida (Mir Emad Hasani, Mir Qavamoddin, Mohammad Ismail, etc.), hermosas talla de madera, trabajos de platería, manuscritos iluminados y orfebrería, pinturas, la utilización de varios estilos de cantería, etc.
El mausoleo del Jeque se divide en siete sectores, que representan las siete etapas del misticismo sufí. Se encuentra separado por ocho entradas, que significan las ocho conductas del sufismo.
Hay tres torres, que albergan los mausoleos de los más prestigiosos sufíes venerados en este lugar, y su magnificencia constituye lo más especial de este conjunto. La tumba funeraria más antigua pertenece al Jeque Safi-ed Din y está medio oculta detrás de otras dos más.
La cámara de oración, que está embellecida profusamente con los colores de oro, granate y azul, está rodeada por diversos nichos donde se hallan las tumbas de los difuntos honrados en este sitio. La techumbre de la cúpula está cubierta con estalactitas cuya función es el refuerzo de la estructura.
Además de la cámara de oración principal, la cámara de porcelana también llama mucho la atención. Es una gran sala con planta de cruz, adornada con hermosos estucos. Las paredes están revestidas con pequeños nichos con multitud de formas (tales como un violín o una jarra). En los siglos XVI y XVII se colocó en estos huecos la porcelana china obsequiada a los gobernantes de la corte Safávida. Hoy, la mayoría de estos regalos está protegida en los principales museos de Teherán. La famosa alfombra de Ardabil, cuya función anteriormente fue cubrir por completo el suelo de esta cámara, se exhibe en el Museo de Alberto y Victoria en Londres.
Las estructuras de la cámara funeraria del mausoleo de Jeque Safi son estimadas entre los majestuosos y memorables conjuntos en la era Safávida y la galería de arte Safávida en Ardabil.
A partir de 2010, este sitio se registró en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO.

You can share this with :

Comments

Related Tours

        Design by Ali Moghadas / 2020