• Inglés
  • Alemán
  • Español
  • Español
    • Inglés
    • Alemán

El Jardín Persa

El Jardín Persa está compuesto por nueve jardines seleccionados en distintas ubicaciones, climas y épocas de Irán, la mayoría de los cuales han sido cultivados aplicando todas las técnicas y recursos adecuados y necesarios para que puedan subsistir y prosperar en las áridas condiciones del altiplano iraní. El origen del jardín persa puede remontarse hasta el 4000 a.C.; las decoraciones cerámicas de esa época ya ponen de manifiesto el plano arquetípico del jardín persa.

 

 

Entre los aspectos fundamentales de las trazas del jardín persa deben figurar el uso de ángulos rectos, la división del sitio en cuatro partes (cuatripartito o Chahar Bag) orientadas a los cuatro puntos cardinales a partir de dos ejes principales (perpendiculares entre sí). El estilo del jardín simboliza el Edén, así como los cuatro elementos del zoroastrismo: cielo, tierra, agua y vegetación. La geometría domina el diseño del jardín persa, puesto que refleja el orden cósmico del mundo en un jardín concebido como paraíso en la tierra; el jardín en su totalidad se considera como símbolo de un mundo portador de una fuente de vida en el centro.
Entre los componentes vitales y físicos del jardín se encuentran el entorno, las murallas, las entradas, las cuatro divisiones (Chahar Bag), los dos ejes, el agua como factor central, la vegetación, la sombra, los pabellones y otros edificios. Las áridas condiciones de la meseta iraní son contrarias al crecimiento de las plantas, por consiguiente el ecosistema del jardín persa es totalmente artificial y está minuciosamente concebido para aprovechar los pocos recursos disponibles, incluso en las extremas condiciones climáticas.
El diseño del jardín persa representa la puesta en práctica ingeniosa de diversos campos científicos, entre los que se incluyen la ingeniería, la arquitectura, la agricultura, la botánica, y un sofisticado sistema de gestión del agua (el uso de canales de agua subterráneos llamado qanats concretamente) que ha fusionado convenientemente los elementos prácticos y estéticos. La planificación de la vegetación, los sistemas hidráulicos y los elementos arquitectónicos dentro del jardín se ajustan magistralmente a las características naturales de la tierra, acabando por constituir los únicos y excelentes jardines persas.
El concepto de jardín persa siempre ha sido obvio en la vida y arte iraníes, englobando su literatura, música, pintura y alfombras, y estando constantemente representado en edificios privados y públicos, parques, palacios y mezquitas. Asimismo, el jardín persa es ejemplo de una intensa permuta de ideales humanos, y es la referencia principal en el desarrollo del plano de jardín diseñado de forma geométrica a lo largo de Asia Occidental y Europa. El sentido cultural e influencia del jardín persa fueron de tal manera que el término Paraíso se derivó de la palabra de raíz persa “Pardis”, el nombre que recibe un espléndido jardín rodeado con murallas.
El antiguo Jardín de Pasargada se sitúa a 140 km. al nordeste de la ciudad de Shiraz, dentro del conjunto palaciego real del imperio Aqueménida en su primera capital, Pasargada. El jardín real de Pasargada de Ciro el Grande seguía el modelo de Chahar Bag y se ha aplicado como patrón del jardín persa por las posteriores civilizaciones. El agua se suministraba a través de un sistema de represas y canales construidos sobre el río Polvar, a 35 km. de Pasargada. Hoy el plano de este jardín sigue siendo visible.
Bag-e Eram queda en la ciudad de Shiraz, en la región montañosa de Irán. Este maravilloso jardín se remonta al siglo XI d.C., se estableció durante la era Selyúcida y posteriormente fue desarrollado y restaurado durante las épocas de Zand y Qayar. Es uno de los destacados jardines persas; ocupando una extensión de 12 ha., cuenta con una forma rectangular y presenta varios edificios históricos. En el centro se sitúa un excelente pabellón de tres plantas frente al estanque, perteneciente al período Qayar, aprovechando un porche con columnas inspirado en Persépolis. A través de grandes aberturas la luz ilumina por completo el interior del pabellón, embellecido con tallados, azulejería y elegantes murales. Erigido hacia el final de la arquitectura del período Zand, se convirtió en obra maestra de la arquitectura Qayar. El jardín se surtía de agua a través de un riachuelo que se ramificaba desde un arroyo originado por un manantial y diversos qanats, de los cuales también se nutría la ciudad de Shiraz. Hoy, el agua para regar el jardín botánico se suministra de dos pozos. El Jardín de Eram destaca por su diversidad floral que contiene árboles frutales y no frutales, plantas trepadoras y flores, rosas en particular. Entre todos los soberbios cipreses por los que Shiraz es distinguida, el más elevado (35 metros) y fascinante se encuentra aquí, esculpido con elegancia por la mano de la naturaleza.
Bag-e Chehel Sotun (Palacio de Chehel Sotun) está ubicado dentro de la ciudad de Isfahán, al este de Meydan-e Nagsh-e Jahan, y data del principio del período Safávida. Este jardín se erigió formando parte de un grupo de otros jardines que se extendían a lo largo de la calle histórica de Chahar Bag. El jardín de Chehel Sotun básicamente conectaba los jardines con Meydan-e Nagsh-e jahan, ambos dos piedras angulares de la época Safávida de Isfahán. Ocupando un área de casi 6 ha., Chehel Sotun es un majestuoso pabellón ajardinado que contiene un gran estanque (110 metros de largo por 16 metros de ancho) que refleja las 20 columnas del pórtico. El nombre del jardín proviene del número simbólico de columnas (chehel sotun significa 40 columnas) elevadas en el porche. El estanque es el elemento hidráulico fundamental aquí. La estructura primitiva del palacio fue erigida por Sha Abbas I (Sha Abbas el Grande) a modo de un salón rectangular rematado con tres cúpulas. Los consecutivos añadidos tuvieron lugar durante el reinado de Sha Abbas II, comprendiendo la sala de los espejos, dos grandes cámaras al norte y al sur de la sala de los espejos, una sala para banquetes, la sala de veinte columnas, dos pórticos al norte y al sur del estanque, y el estanque. El palacio está profusamente decorado con pinturas murales y miniaturas, trabajos de espejo, vidrieras policromadas y taracea. En el siglo XVIII la techumbre del pórtico se cubrió con pinturas de escenas de batalla, conteniendo la batalla de Chaldiran y destacados huéspedes occidentales que relatan una rica historia. Antiguamente el agua se suministraba desde un riachuelo, que regaba el jardín y seguía hasta la plaza. Actualmente el agua está suministrada por un único y profundo pozo. La diversa variedad de vegetación en el jardín de Chehel- Sotun estaba fundamentada en una precisa selección de árboles y plantas escogidos en función de su compatibilidad con el clima y las condiciones del suelo, así como de su belleza. El exuberante jardín incluye árboles tales como el pino persa, el junípero, el cedro, el olmo, el arce negro, el plátano, el moral, el arce palmeado, el álamo temblón, el chopo, la mimosa (acacia), y el árbol de la seda; arbustos (laurel, boj, agati grandiflora); y flores de temporada (rosa, tanaceto, violeta, clavo). La suntuosa arquitectura, el soberbio estanque y el panorama de un jardín lleno de verdor dejan una impresión imborrable en la mente.
Bag-e Fin se encuentra cerca de la ciudad de Kashán, en un pueblo rodeado de montañas por un lado y del desierto por el otro. El jardín data de la era preislámica, y su edificio principal fue construido durante la época Safávida. Ocupando una superficie de más de 7 ha., el conjunto consta de una diversidad de estructuras hechas de barro y ladrillo de adobe que incluyen pabellones, alcobas, un harén y su famoso baño público. El jardín se restauró y amplió al inicio del período Qayar, con posteriores restauraciones que se sucedieron en el siglo XX para arreglar los daños sufridos tras haber sido usado como cuartel por los insurgentes durante el movimiento constitucional en Irán. El manantial de Soleimaniy, a 3 km. del jardín, suministra el agua a través de varios pozos y manantiales artificiales. El agua fue el elemento fundamental en el diseño del jardín de Fin, como lo demuestra su sistema hidráulico altamente sofisticado (proyectado por Yamshid Kashani, famoso matemático y astrónomo persa del siglo XV). Se aprovecharon las propiedades naturales de gravedad, velocidad del agua y presión para crear surtidores con efectos especiales, al tiempo que se incorporaban elementos artificiales tales como estanques, canales, acueductos ocultos y tuberías de arcilla para el agua. El diseño de la vegetación es también destacable aquí con la plantación de espesas hileras de cipreses a lo largo de los ejes principales, con el objeto de dotar al jardín de un orden y una densidad única, al tiempo que sus senderos secundarios ofrecen una sensación de amplitud. Elevados árboles delimitan el jardín separándolo del exterior a la vez que proporcionan un micro clima idóneo para el crecimiento de árboles frutales y flores.
Bag-e Dolat Abad está ubicado en la histórica ciudad de Yazd, rodeado de un entorno desértico. Este magnífico y sosegado jardín, que cubre una extensión de 8 ha., tiene el diseño más completo entre los jardines persas existentes. Edificado durante los períodos Afshárida y Zand, sirviendo a ambas dinastías como conjunto administrativo y residencial, cuenta con una gran diversidad de edificios, estanques y surtidores con resplandecientes huertos de uvas y granadas entre ellos. Antiguamente, el agua del jardín era suministrada por el magnífico e histórico qanat de Dolat Abad, qanat que proviene de las colinas de Mehriz a 65 km. de distancia, regando parte de sus campos y haciendo funcionar varios molinos de agua en su camino, antes de llegar hasta Yazd y el jardín de Dolat Abad. Hoy, el agua del jardín es proporcionada por un pozo cercano. Una característica destacada del jardín está en su torre captavientos (badguir), que con 33 metros de altura se considera la torre de adobe más alta en todo el mundo. El pabellón principal exquisitamente decorado, que funcionaba como residencia de verano, se refresca por la mezcla del viento (soplando hacia abajo por la torre captavientos) y el agua en multitud de estanques dentro del edificio, dando lugar a una fresca brisa que se hace circular por medio de chorros de aire a otras dependencias.
Bag-e Pahlavanpur se encuentra a 40 km. al sur de la ciudad de Yazd, cerca de Mehriz, conocido por su clima relativamente más fresco en comparación con el resto de la cálida provincia de Yazd. Este jardín muestra el patrón del jardín persa de aldea; un jardín tradicional coincidente con una estética moderna. Construido en la época Qayar contando con varias soberbias estructuras de adobe, este conjunto con una superficie de 3.5 ha. encarna una fusión perfecta de elementos tradicionales, modernos y occidentales. El relajante conjunto incluye un complejo de pabellones de verano e invierno, un jardín de señores y otro para servidumbre, así como dos molinos que proporcionan la fuerza hidráulica. El agua es suministrada por diversos qanats, conteniendo un riachuelo principal que mana a través del centro del jardín y la hermosa mansión de tres plantas. Tras entrar el agua en el jardín, cruza por un molino de agua, llena un estanque, pasa por las alcantarillas y discurre a lo largo del eje principal del jardín antes de volver a fluir a un molino de agua, para acabar finalmente regando los campos cercanos. La vegetación comprende relucientes y frondosos plátanos de sombra plantados a ambos lados del canal principal y árboles frutales que incluyen almendros, caquis y granados. Recientemente, Bag-e Pahlavanpur ha funcionado también como hotel tradicional.
Bag-e Shahzade está localizado a 35 km. al sudeste de Kermán, cerca de Mahán, en la falda de las montañas de Tigran. Este jardín resplandece como una joya en medio del ámbito desértico. Establecido durante el período Qayar, su ubicación en el camino entre Kermán y Bam, sobre la antigua Ruta de la Seda, se consideró idónea para un jardín real. Ocupando una extensión de más de 5 ha., el jardín dibuja un rectángulo alargado (407 metros de largo por 122 metros de ancho), construido a lo largo de un eje longitudinal, perpendicular a la entrada principal y al pabellón. El edificio principal, que consiste en un pabellón central bordeado a ambos lados por dos extensas alas, se sitúa en el sector más elevado del jardín y evoca el estilo arquitectónico barroco. Este es el único edificio dentro del jardín, junto con otros varios edificios alrededor del recinto del jardín. Ladrillos de adobe o de barro, paja y yeso se utilizaron como materiales de construcción; la decoración incluye columnas pareadas, trabajo de estuco y azulejos. El conjunto está cercado con una alta muralla compuesta. La disposición del jardín se fundamenta en escalones planos colocados a lo largo del eje principal, representando el modelo Tajt (escalón) de jardín persa. El agua está suministrada por el qanat de Tigran y entra al jardín desde la sección superior, discurriendo hacia abajo para acabar regando la vegetación del jardín, que abarca una selección de diversos árboles y plantas, colocados con el objeto de crear sombras y variaciones estacionales de color. El eje longitudinal y la topografía están intensamente resaltados por medio de riachuelos y pequeñas cascadas a lo largo de la pendiente escalonada. Este jardín destaca también por sus asombrosos surtidores que se diseñaron aprovechando la fuerza de la gravedad y la diferencia de elevación para lanzar altos chorros de agua al aire. Bag-e Shahzade es una extraordinaria representación de un jardín que florece en un clima extremo, integrando un original sistema de riego con un uso del agua eficiente y creativo.
Bag-e Abbas Abad está situado cerca de Behshahr, en la provincia norteña de Mazandarán, en medio de un exuberante bosque en las estribaciones de la cordillera de Alborz; es el único ejemplo de un jardín persa erigido en un clima húmedo. Este tranquilo jardín se considera el jardín persa más extenso de todos, ocupando un área de más de 420 ha., así como extraordinario en su diseño, características y sistemas de agua. Hecho por orden de Sha Abbas el Grande en la era Safávida, el conjunto comprende un jardín, una presa, dos torres de ladrillo, un molino de agua, un palacio, un baño público, senderos empedrados y los sistemas hidráulicos. El agua del jardín está suministrada por el manantial de Sarcheshme, contenida en una cuenca originada por medio de una presa. El agua se dirige desde la cuenca, atravesando un canal abierto o por conductos de cerámica, a otra cuenca que es el punto inicial del sistema de riego. Debido a su relativamente elevada ubicación, el recinto de chahar bag constituye la fuente de agua para todo el jardín. El agua circula por medio de un sistema de conductos, canales y cuencas, en donde la pendiente, la gravedad y la presión del agua se aprovechan para intensificar la corriente. La mayoría de las estructuras del conjunto ajardinado de Abbas Abad tiene relevancia arqueológica. El chahar taqi (una unidad arquitectónica que abarca cuatro bóvedas y una cúpula), construido en la cuenca de la presa, tuvo doble objetivo: uno práctico con el objeto de controlar las pérdidas de agua (el pilar central con agujeros de malla funcionaba como una válvula de emergencia) y otro recreativo. El chahar taqi desaparece bajo el agua cuando la presa está llena; sobresalen solamente su superficie superior y sus árboles como si fuera una isla. Las dos torres de ladrillo se erigieron para funcionar como válvulas de seguridad, bocas de sifón y válvulas de escape.
Bag-e Akbariye se sitúa en una región montañosa en la ciudad de Biryand, la capital de la provincia de Jorasán del Sur; este jardín ejemplifica los jardines de Jorasán del Sur por su traza arquitectónica, la plantación vegetal y el sistema hidráulico. Abarcando una extensión de 4.5 ha., el conjunto ajardinado se construyó en dos épocas: a finales de la dinastía Zand y al inicio del período Qayar, conteniendo diversos edificios. El pabellón principal muestra elementos arquitectónicos persas con influencias de la arquitectura rusa y combinados con la islámica, marcando de este modo un estilo arquitectónico novedoso. Terminado con un salón de espejos, maravillosas decoraciones y paisajes, el edificio se consideró un espacio para el recreo y las ceremonias oficiales. El complejo funcionaba como un lugar de residencia y recepción, y posteriormente como pabellones administrativos. El agua estaba suministrada por un qanat, y asimismo se almacenaba en cuencas debido a las pertinaces sequías. El jardín se estableció sobre una pendiente, utilizando elementos de cerámica que se colocaban en la rampa para desacelerar el agua y prevenir la erosión del suelo. El agua entra por debajo del jardín a una cuenca, la cual después se distribuye en dos ramales que riegan los árboles a través de canales secundarios. El rumoroso sonido del agua fluyendo a raudales por el jardín produce una intensa armonía con la naturaleza. Las características singulares de este jardín incluyen hileras de elevados pinos que proporcionan sombra, junto con plantas autóctonas y exóticas, y asimismo áreas extensas destinadas al cultivo de árboles frutales, plantas medicinales y flores ornamentales.

El Jardín Persa

El Jardín Persa está compuesto por nueve jardines seleccionados en distintas ubicaciones, climas y épocas de Irán, la mayoría de los cuales han sido cultivados aplicando todas las técnicas y recursos adecuados y necesarios para que puedan subsistir y prosperar en las áridas condiciones del altiplano iraní. El origen del jardín persa puede remontarse hasta el 4000 a.C.; las decoraciones cerámicas de esa época ya ponen de manifiesto el plano arquetípico del jardín persa.

 

 

Entre los aspectos fundamentales de las trazas del jardín persa deben figurar el uso de ángulos rectos, la división del sitio en cuatro partes (cuatripartito o Chahar Bag) orientadas a los cuatro puntos cardinales a partir de dos ejes principales (perpendiculares entre sí). El estilo del jardín simboliza el Edén, así como los cuatro elementos del zoroastrismo: cielo, tierra, agua y vegetación. La geometría domina el diseño del jardín persa, puesto que refleja el orden cósmico del mundo en un jardín concebido como paraíso en la tierra; el jardín en su totalidad se considera como símbolo de un mundo portador de una fuente de vida en el centro.
Entre los componentes vitales y físicos del jardín se encuentran el entorno, las murallas, las entradas, las cuatro divisiones (Chahar Bag), los dos ejes, el agua como factor central, la vegetación, la sombra, los pabellones y otros edificios. Las áridas condiciones de la meseta iraní son contrarias al crecimiento de las plantas, por consiguiente el ecosistema del jardín persa es totalmente artificial y está minuciosamente concebido para aprovechar los pocos recursos disponibles, incluso en las extremas condiciones climáticas.
El diseño del jardín persa representa la puesta en práctica ingeniosa de diversos campos científicos, entre los que se incluyen la ingeniería, la arquitectura, la agricultura, la botánica, y un sofisticado sistema de gestión del agua (el uso de canales de agua subterráneos llamado qanats concretamente) que ha fusionado convenientemente los elementos prácticos y estéticos. La planificación de la vegetación, los sistemas hidráulicos y los elementos arquitectónicos dentro del jardín se ajustan magistralmente a las características naturales de la tierra, acabando por constituir los únicos y excelentes jardines persas.
El concepto de jardín persa siempre ha sido obvio en la vida y arte iraníes, englobando su literatura, música, pintura y alfombras, y estando constantemente representado en edificios privados y públicos, parques, palacios y mezquitas. Asimismo, el jardín persa es ejemplo de una intensa permuta de ideales humanos, y es la referencia principal en el desarrollo del plano de jardín diseñado de forma geométrica a lo largo de Asia Occidental y Europa. El sentido cultural e influencia del jardín persa fueron de tal manera que el término Paraíso se derivó de la palabra de raíz persa “Pardis”, el nombre que recibe un espléndido jardín rodeado con murallas.
El antiguo Jardín de Pasargada se sitúa a 140 km. al nordeste de la ciudad de Shiraz, dentro del conjunto palaciego real del imperio Aqueménida en su primera capital, Pasargada. El jardín real de Pasargada de Ciro el Grande seguía el modelo de Chahar Bag y se ha aplicado como patrón del jardín persa por las posteriores civilizaciones. El agua se suministraba a través de un sistema de represas y canales construidos sobre el río Polvar, a 35 km. de Pasargada. Hoy el plano de este jardín sigue siendo visible.
Bag-e Eram queda en la ciudad de Shiraz, en la región montañosa de Irán. Este maravilloso jardín se remonta al siglo XI d.C., se estableció durante la era Selyúcida y posteriormente fue desarrollado y restaurado durante las épocas de Zand y Qayar. Es uno de los destacados jardines persas; ocupando una extensión de 12 ha., cuenta con una forma rectangular y presenta varios edificios históricos. En el centro se sitúa un excelente pabellón de tres plantas frente al estanque, perteneciente al período Qayar, aprovechando un porche con columnas inspirado en Persépolis. A través de grandes aberturas la luz ilumina por completo el interior del pabellón, embellecido con tallados, azulejería y elegantes murales. Erigido hacia el final de la arquitectura del período Zand, se convirtió en obra maestra de la arquitectura Qayar. El jardín se surtía de agua a través de un riachuelo que se ramificaba desde un arroyo originado por un manantial y diversos qanats, de los cuales también se nutría la ciudad de Shiraz. Hoy, el agua para regar el jardín botánico se suministra de dos pozos. El Jardín de Eram destaca por su diversidad floral que contiene árboles frutales y no frutales, plantas trepadoras y flores, rosas en particular. Entre todos los soberbios cipreses por los que Shiraz es distinguida, el más elevado (35 metros) y fascinante se encuentra aquí, esculpido con elegancia por la mano de la naturaleza.
Bag-e Chehel Sotun (Palacio de Chehel Sotun) está ubicado dentro de la ciudad de Isfahán, al este de Meydan-e Nagsh-e Jahan, y data del principio del período Safávida. Este jardín se erigió formando parte de un grupo de otros jardines que se extendían a lo largo de la calle histórica de Chahar Bag. El jardín de Chehel Sotun básicamente conectaba los jardines con Meydan-e Nagsh-e jahan, ambos dos piedras angulares de la época Safávida de Isfahán. Ocupando un área de casi 6 ha., Chehel Sotun es un majestuoso pabellón ajardinado que contiene un gran estanque (110 metros de largo por 16 metros de ancho) que refleja las 20 columnas del pórtico. El nombre del jardín proviene del número simbólico de columnas (chehel sotun significa 40 columnas) elevadas en el porche. El estanque es el elemento hidráulico fundamental aquí. La estructura primitiva del palacio fue erigida por Sha Abbas I (Sha Abbas el Grande) a modo de un salón rectangular rematado con tres cúpulas. Los consecutivos añadidos tuvieron lugar durante el reinado de Sha Abbas II, comprendiendo la sala de los espejos, dos grandes cámaras al norte y al sur de la sala de los espejos, una sala para banquetes, la sala de veinte columnas, dos pórticos al norte y al sur del estanque, y el estanque. El palacio está profusamente decorado con pinturas murales y miniaturas, trabajos de espejo, vidrieras policromadas y taracea. En el siglo XVIII la techumbre del pórtico se cubrió con pinturas de escenas de batalla, conteniendo la batalla de Chaldiran y destacados huéspedes occidentales que relatan una rica historia. Antiguamente el agua se suministraba desde un riachuelo, que regaba el jardín y seguía hasta la plaza. Actualmente el agua está suministrada por un único y profundo pozo. La diversa variedad de vegetación en el jardín de Chehel- Sotun estaba fundamentada en una precisa selección de árboles y plantas escogidos en función de su compatibilidad con el clima y las condiciones del suelo, así como de su belleza. El exuberante jardín incluye árboles tales como el pino persa, el junípero, el cedro, el olmo, el arce negro, el plátano, el moral, el arce palmeado, el álamo temblón, el chopo, la mimosa (acacia), y el árbol de la seda; arbustos (laurel, boj, agati grandiflora); y flores de temporada (rosa, tanaceto, violeta, clavo). La suntuosa arquitectura, el soberbio estanque y el panorama de un jardín lleno de verdor dejan una impresión imborrable en la mente.
Bag-e Fin se encuentra cerca de la ciudad de Kashán, en un pueblo rodeado de montañas por un lado y del desierto por el otro. El jardín data de la era preislámica, y su edificio principal fue construido durante la época Safávida. Ocupando una superficie de más de 7 ha., el conjunto consta de una diversidad de estructuras hechas de barro y ladrillo de adobe que incluyen pabellones, alcobas, un harén y su famoso baño público. El jardín se restauró y amplió al inicio del período Qayar, con posteriores restauraciones que se sucedieron en el siglo XX para arreglar los daños sufridos tras haber sido usado como cuartel por los insurgentes durante el movimiento constitucional en Irán. El manantial de Soleimaniy, a 3 km. del jardín, suministra el agua a través de varios pozos y manantiales artificiales. El agua fue el elemento fundamental en el diseño del jardín de Fin, como lo demuestra su sistema hidráulico altamente sofisticado (proyectado por Yamshid Kashani, famoso matemático y astrónomo persa del siglo XV). Se aprovecharon las propiedades naturales de gravedad, velocidad del agua y presión para crear surtidores con efectos especiales, al tiempo que se incorporaban elementos artificiales tales como estanques, canales, acueductos ocultos y tuberías de arcilla para el agua. El diseño de la vegetación es también destacable aquí con la plantación de espesas hileras de cipreses a lo largo de los ejes principales, con el objeto de dotar al jardín de un orden y una densidad única, al tiempo que sus senderos secundarios ofrecen una sensación de amplitud. Elevados árboles delimitan el jardín separándolo del exterior a la vez que proporcionan un micro clima idóneo para el crecimiento de árboles frutales y flores.
Bag-e Dolat Abad está ubicado en la histórica ciudad de Yazd, rodeado de un entorno desértico. Este magnífico y sosegado jardín, que cubre una extensión de 8 ha., tiene el diseño más completo entre los jardines persas existentes. Edificado durante los períodos Afshárida y Zand, sirviendo a ambas dinastías como conjunto administrativo y residencial, cuenta con una gran diversidad de edificios, estanques y surtidores con resplandecientes huertos de uvas y granadas entre ellos. Antiguamente, el agua del jardín era suministrada por el magnífico e histórico qanat de Dolat Abad, qanat que proviene de las colinas de Mehriz a 65 km. de distancia, regando parte de sus campos y haciendo funcionar varios molinos de agua en su camino, antes de llegar hasta Yazd y el jardín de Dolat Abad. Hoy, el agua del jardín es proporcionada por un pozo cercano. Una característica destacada del jardín está en su torre captavientos (badguir), que con 33 metros de altura se considera la torre de adobe más alta en todo el mundo. El pabellón principal exquisitamente decorado, que funcionaba como residencia de verano, se refresca por la mezcla del viento (soplando hacia abajo por la torre captavientos) y el agua en multitud de estanques dentro del edificio, dando lugar a una fresca brisa que se hace circular por medio de chorros de aire a otras dependencias.
Bag-e Pahlavanpur se encuentra a 40 km. al sur de la ciudad de Yazd, cerca de Mehriz, conocido por su clima relativamente más fresco en comparación con el resto de la cálida provincia de Yazd. Este jardín muestra el patrón del jardín persa de aldea; un jardín tradicional coincidente con una estética moderna. Construido en la época Qayar contando con varias soberbias estructuras de adobe, este conjunto con una superficie de 3.5 ha. encarna una fusión perfecta de elementos tradicionales, modernos y occidentales. El relajante conjunto incluye un complejo de pabellones de verano e invierno, un jardín de señores y otro para servidumbre, así como dos molinos que proporcionan la fuerza hidráulica. El agua es suministrada por diversos qanats, conteniendo un riachuelo principal que mana a través del centro del jardín y la hermosa mansión de tres plantas. Tras entrar el agua en el jardín, cruza por un molino de agua, llena un estanque, pasa por las alcantarillas y discurre a lo largo del eje principal del jardín antes de volver a fluir a un molino de agua, para acabar finalmente regando los campos cercanos. La vegetación comprende relucientes y frondosos plátanos de sombra plantados a ambos lados del canal principal y árboles frutales que incluyen almendros, caquis y granados. Recientemente, Bag-e Pahlavanpur ha funcionado también como hotel tradicional.
Bag-e Shahzade está localizado a 35 km. al sudeste de Kermán, cerca de Mahán, en la falda de las montañas de Tigran. Este jardín resplandece como una joya en medio del ámbito desértico. Establecido durante el período Qayar, su ubicación en el camino entre Kermán y Bam, sobre la antigua Ruta de la Seda, se consideró idónea para un jardín real. Ocupando una extensión de más de 5 ha., el jardín dibuja un rectángulo alargado (407 metros de largo por 122 metros de ancho), construido a lo largo de un eje longitudinal, perpendicular a la entrada principal y al pabellón. El edificio principal, que consiste en un pabellón central bordeado a ambos lados por dos extensas alas, se sitúa en el sector más elevado del jardín y evoca el estilo arquitectónico barroco. Este es el único edificio dentro del jardín, junto con otros varios edificios alrededor del recinto del jardín. Ladrillos de adobe o de barro, paja y yeso se utilizaron como materiales de construcción; la decoración incluye columnas pareadas, trabajo de estuco y azulejos. El conjunto está cercado con una alta muralla compuesta. La disposición del jardín se fundamenta en escalones planos colocados a lo largo del eje principal, representando el modelo Tajt (escalón) de jardín persa. El agua está suministrada por el qanat de Tigran y entra al jardín desde la sección superior, discurriendo hacia abajo para acabar regando la vegetación del jardín, que abarca una selección de diversos árboles y plantas, colocados con el objeto de crear sombras y variaciones estacionales de color. El eje longitudinal y la topografía están intensamente resaltados por medio de riachuelos y pequeñas cascadas a lo largo de la pendiente escalonada. Este jardín destaca también por sus asombrosos surtidores que se diseñaron aprovechando la fuerza de la gravedad y la diferencia de elevación para lanzar altos chorros de agua al aire. Bag-e Shahzade es una extraordinaria representación de un jardín que florece en un clima extremo, integrando un original sistema de riego con un uso del agua eficiente y creativo.
Bag-e Abbas Abad está situado cerca de Behshahr, en la provincia norteña de Mazandarán, en medio de un exuberante bosque en las estribaciones de la cordillera de Alborz; es el único ejemplo de un jardín persa erigido en un clima húmedo. Este tranquilo jardín se considera el jardín persa más extenso de todos, ocupando un área de más de 420 ha., así como extraordinario en su diseño, características y sistemas de agua. Hecho por orden de Sha Abbas el Grande en la era Safávida, el conjunto comprende un jardín, una presa, dos torres de ladrillo, un molino de agua, un palacio, un baño público, senderos empedrados y los sistemas hidráulicos. El agua del jardín está suministrada por el manantial de Sarcheshme, contenida en una cuenca originada por medio de una presa. El agua se dirige desde la cuenca, atravesando un canal abierto o por conductos de cerámica, a otra cuenca que es el punto inicial del sistema de riego. Debido a su relativamente elevada ubicación, el recinto de chahar bag constituye la fuente de agua para todo el jardín. El agua circula por medio de un sistema de conductos, canales y cuencas, en donde la pendiente, la gravedad y la presión del agua se aprovechan para intensificar la corriente. La mayoría de las estructuras del conjunto ajardinado de Abbas Abad tiene relevancia arqueológica. El chahar taqi (una unidad arquitectónica que abarca cuatro bóvedas y una cúpula), construido en la cuenca de la presa, tuvo doble objetivo: uno práctico con el objeto de controlar las pérdidas de agua (el pilar central con agujeros de malla funcionaba como una válvula de emergencia) y otro recreativo. El chahar taqi desaparece bajo el agua cuando la presa está llena; sobresalen solamente su superficie superior y sus árboles como si fuera una isla. Las dos torres de ladrillo se erigieron para funcionar como válvulas de seguridad, bocas de sifón y válvulas de escape.
Bag-e Akbariye se sitúa en una región montañosa en la ciudad de Biryand, la capital de la provincia de Jorasán del Sur; este jardín ejemplifica los jardines de Jorasán del Sur por su traza arquitectónica, la plantación vegetal y el sistema hidráulico. Abarcando una extensión de 4.5 ha., el conjunto ajardinado se construyó en dos épocas: a finales de la dinastía Zand y al inicio del período Qayar, conteniendo diversos edificios. El pabellón principal muestra elementos arquitectónicos persas con influencias de la arquitectura rusa y combinados con la islámica, marcando de este modo un estilo arquitectónico novedoso. Terminado con un salón de espejos, maravillosas decoraciones y paisajes, el edificio se consideró un espacio para el recreo y las ceremonias oficiales. El complejo funcionaba como un lugar de residencia y recepción, y posteriormente como pabellones administrativos. El agua estaba suministrada por un qanat, y asimismo se almacenaba en cuencas debido a las pertinaces sequías. El jardín se estableció sobre una pendiente, utilizando elementos de cerámica que se colocaban en la rampa para desacelerar el agua y prevenir la erosión del suelo. El agua entra por debajo del jardín a una cuenca, la cual después se distribuye en dos ramales que riegan los árboles a través de canales secundarios. El rumoroso sonido del agua fluyendo a raudales por el jardín produce una intensa armonía con la naturaleza. Las características singulares de este jardín incluyen hileras de elevados pinos que proporcionan sombra, junto con plantas autóctonas y exóticas, y asimismo áreas extensas destinadas al cultivo de árboles frutales, plantas medicinales y flores ornamentales.

You can share this with :

Comments

Related Tours

        Design by Ali Moghadas / 2020