Ciudad de Artes y Ritos

A pesar de que no se han encontrado vestigios de la era pre-selyúcida en Zanyán, esta ciudad se describe en los registros islámicos del siglo X como una ciudad destacada. Zanyán fue también calificada como una ciudad antigua de gente hospitalaria en los relatos de viaje de Clavijo, viajero español del siglo XV, que pernoctó en Zanyán durante su periplo desde Cádiz hasta Samarcanda.

Hay soberbios monumentos arqueológicos en los alrededores de Zanyán, incluyendo la cúpula de Sultaniye, declarada patrimonio mundial por la UNESCO, que muestra el esplendor de la arquitectura islámica en el siglo XIV. Este formidable edificio sirvió de referencia para construir la cúpula de la catedral de Santa María del Fiore en Florencia. A no mucha distancia de aquí, los relieves de dragones reposan sobre los muros de piedra de Dashkasan, uno de los más grandes templos budistas en el mundo. Dando un paseo por las calles de Zanyán los visitantes pueden echar una ojeada a la refinada cultura de esta comarca; La música Azari en el caravasar Sangui (Caravasar de piedra) evoca imágenes de las caravanas de la Ruta de la Seda en el siglo XVI durante la época Safávida.

Rajtshur-Jane (Lavadero público), un edificio único en su clase, fue construido a principios del siglo XX para las mujeres del barrio a fin de que pudieran protegerse de las gélidas temperaturas de invierno y lavar la ropa en un espacio cubierto con agua corriente; este sitio actualmente está convertido en un interesante museo etnográfico. El Museo Arqueológico de Zanyán alberga los Hombres de Sal que se descubrieron en la mina de sal de Chehr Abad. Estos hombres tuvieron una curiosa muerte, ya que debido a un derrumbe de la mina de sal quedaron embalsamados de forma natural y han permanecido prácticamente intactos a lo largo de mil años, sirviendo así como testimonio de la época de los partos, en el siglo II d.C.

Zanyán

A pesar de que no se han encontrado vestigios de la era pre-selyúcida en Zanyán, esta ciudad se describe en los registros islámicos del siglo X como una ciudad destacada. Zanyán fue también calificada como una ciudad antigua de gente hospitalaria en los relatos de viaje de Clavijo, viajero español del siglo XV, que pernoctó en Zanyán durante su periplo desde Cádiz hasta Samarcanda.

Hay soberbios monumentos arqueológicos en los alrededores de Zanyán, incluyendo la cúpula de Sultaniye, declarada patrimonio mundial por la UNESCO, que muestra el esplendor de la arquitectura islámica en el siglo XIV. Este formidable edificio sirvió de referencia para construir la cúpula de la catedral de Santa María del Fiore en Florencia. A no mucha distancia de aquí, los relieves de dragones reposan sobre los muros de piedra de Dashkasan, uno de los más grandes templos budistas en el mundo. Dando un paseo por las calles de Zanyán los visitantes pueden echar una ojeada a la refinada cultura de esta comarca; La música Azari en el caravasar Sangui (Caravasar de piedra) evoca imágenes de las caravanas de la Ruta de la Seda en el siglo XVI durante la época Safávida.

Rajtshur-Jane (Lavadero público), un edificio único en su clase, fue construido a principios del siglo XX para las mujeres del barrio a fin de que pudieran protegerse de las gélidas temperaturas de invierno y lavar la ropa en un espacio cubierto con agua corriente; este sitio actualmente está convertido en un interesante museo etnográfico. El Museo Arqueológico de Zanyán alberga los Hombres de Sal que se descubrieron en la mina de sal de Chehr Abad. Estos hombres tuvieron una curiosa muerte, ya que debido a un derrumbe de la mina de sal quedaron embalsamados de forma natural y han permanecido prácticamente intactos a lo largo de mil años, sirviendo así como testimonio de la época de los partos, en el siglo II d.C.

Zanyán

A pesar de que no se han encontrado vestigios de la era pre-selyúcida en Zanyán, esta ciudad se describe en los registros islámicos del siglo X como una ciudad destacada. Zanyán fue también calificada como una ciudad antigua de gente hospitalaria en los relatos de viaje de Clavijo, viajero español del siglo XV, que pernoctó en Zanyán durante su periplo desde Cádiz hasta Samarcanda.

Hay soberbios monumentos arqueológicos en los alrededores de Zanyán, incluyendo la cúpula de Sultaniye, declarada patrimonio mundial por la UNESCO, que muestra el esplendor de la arquitectura islámica en el siglo XIV. Este formidable edificio sirvió de referencia para construir la cúpula de la catedral de Santa María del Fiore en Florencia. A no mucha distancia de aquí, los relieves de dragones reposan sobre los muros de piedra de Dashkasan, uno de los más grandes templos budistas en el mundo. Dando un paseo por las calles de Zanyán los visitantes pueden echar una ojeada a la refinada cultura de esta comarca; La música Azari en el caravasar Sangui (Caravasar de piedra) evoca imágenes de las caravanas de la Ruta de la Seda en el siglo XVI durante la época Safávida.

Rajtshur-Jane (Lavadero público), un edificio único en su clase, fue construido a principios del siglo XX para las mujeres del barrio a fin de que pudieran protegerse de las gélidas temperaturas de invierno y lavar la ropa en un espacio cubierto con agua corriente; este sitio actualmente está convertido en un interesante museo etnográfico. El Museo Arqueológico de Zanyán alberga los Hombres de Sal que se descubrieron en la mina de sal de Chehr Abad. Estos hombres tuvieron una curiosa muerte, ya que debido a un derrumbe de la mina de sal quedaron embalsamados de forma natural y han permanecido prácticamente intactos a lo largo de mil años, sirviendo así como testimonio de la época de los partos, en el siglo II d.C.

You can share this with :

Comments

Related Tours

Iran Vaccination Statistic

Total Vaccinated Number:

150323278

Partly Vaccinated:

64631064

Fully Vaccinated:

57978548

Share of Fully Vaccinated:

85.1%

        Design by Ali Moghadas / 2020